Frases de André Maurois

Los hombres verdaderamente viriles aman el choque de los espíritus, como los héroes amaban el choque de las espadas

Pasión

Hay hombres que aman la guerra y el café sólo porque a ambos se va sin la mujer

Mujer

Compartir sin reserva alguna la fe de aquel que se ama, es una certidumbre de dicha

Suerte

En la conversación, como en la guerra, basta resistir un cuarto de hora más que el adversario. La tenacidad vence sobre la razón, sobre la Ciencia: reduce al adversario al silencio por medio del aburrimiento

Aburrimiento

No se deben juzgar los síntomas como si fueran causas

Justicia

Precisamente porque el destino es inmutable, la suerte depende de nosotros mismos

Suerte

Un hombre no se liberta del pasado de la humanidad más de lo que se liberta de su propio cuerpo

Humanidad

Es siempre absolutamente imprescindible saber distinguir lo que es posible de lo que no lo es

Sueño

No basta un gran amor para retener eternamente a la persona que se ama, si al mismo tiempo no llenamos su existencia de un rico contenido, incesantemente renovado

Amor

El peligro de nuestra época está en que hay escritores que creen, de buena fe, que defender el amoralismo, la apatía, la ley de la jungla o el arte infernal, es signo de valentía

Valentía

Relacionados