Frases de Benjamin Constant de Rebecque

Horrible desgracia es amar sin ser amado, pero más horrible es aún ser amado cuando ya no se ama

Amor

La libertad no es otra cosa que aquello que la sociedad tiene el derecho de hacer y el estado no tiene el derecho de impedir

Libertad

Relacionados