Frases de Charles Dickens

El número de malhechores no autoriza el crimen

Maldad

Reflexiona sobre tus bendiciones presentes, de las que todo hombre posee muchas; no sobre tus pasadas penas, de las que todos tienen algunas

Reflexión

Abre los pulmones, lava el semblante, ejercita los ojos y suaviza el temperamento; así que llora

Sentimiento

Hay una sabiduría de la cabeza y una sabiduría del corazón

Sabiduría

Donde millones de hombres se arredraron, allí empieza tú a trabajar

Trabajo

He aquí una regla fundamental en los negocios: hazlo a los demás, puesto que ellos te lo harán a ti

Negocios

Ella es el ornamento de su sexo

Sexo

Las venturas nunca vienen por pares; las desdichas nunca vienen solas

Suerte

La ley es un asno

Ley

Cuando lo hayas encontrado, anótalo

Buscar

Relacionados