Frases de Francisco Ayala

La libertad no es una fruta al alcance de todas las manos

Libertad

Nada debe turbar la ecuanimidad del ánimo; hasta nuestra pasión, hasta nuestros arrebatos deben ser medidos y ponderados

Animo

La patria del escritor es su lengua

Libros

Relacionados