Frases de Franz Kafka

Nunca había estado en este lugar: se respira de otra manera, a su lado una estrella fulgura con más resplandor que el sol

Varios

Dos pecados capitales existen en el hombre, de los cuales se engendran todos los demás: impaciencia e indolencia. Fue a causa de la impaciencia que lo han expulsado del paraíso, al que no puede volver por culpa de la indolencia. Aunque quizá no existe más que un sólo pecado capital: la impaciencia. La impaciencia hizo que lo expulsaran, es con motivo de la impaciencia que no regresa

Deseo

No dejes que el mal te confunda y creas que puedes tener secretos para él

Maldad

El gesto de amargura del hombre es, con frecuencia, sólo el petrificado azoramiento de un niño

Dolor

El mejor método para matar gatos, que siempre se aferran tenazmente a la vida: apretarles el cuello en una puerta abierta y tirarles la cola

Adversidad

Sólo temblor y palpitación fue su respuesta a la afirmación de que tal vez poseía pero no era

Respuesta

Para evitar un error de expresión: lo que se deshace se deshace pero no se lo puede destruir; aquello que hace falta destruir muy activamente hay que tenerlo antes muy oprimido

Error

He obedecido una vez sin razón a la llamada de la campanilla nocturna; es irreparable para siempre

Razón

La historia de los hombres es un instante entre dos pasos de un caminante

Historia

Una mañana, tras un sueño intranquilo, Gregorio Samsa se despertó convertido en un mounstruoso insecto

Sueño

Relacionados