Frases de Henri-Frédéric Amiel

El sitio donde más florece el optimismo es el manicomio

Optimismo

Todo parece cambiar cuando tú cambias

Cambio

Hacer con soltura lo que es difícil a los demás, he ahí la señal del talento; hacer lo que es imposible al talento, he ahí el signo del genio

Genio

El misterio nos asedia, y justamente lo que vemos y hacemos todos los días es lo que oculta la mayor suma de misterios

Secreto

Se entiende a las mujeres como se entiende el lenguaje de los pájaros: por intuición o de ninguna manera

Inteligencia

El hombre que no tiene vida interior es esclavo de su entorno

Sacrificio

La destreza ayuda en todo, pero no basta

Talento

El destino puede seguir dos caminos para causar nuestra ruina: rehusarnos el cumplimiento de nuestros deseos y cumplirlos plenamente

Destino

La divagación es el domingo del pensamiento

Pensar

Si existe algún conflicto entre el mundo natural y el moral, entre la realidad y la conciencia, la conciencia es la que debe llevar la razón

Moral

Relacionados