Frases de Henri-Frédéric Amiel

Lo bello es superior a lo sublime, porque es permanente y no sacia, mientras que lo sublime es relativo, pasajero y violento

Belleza

El ideal es la anticipación del orden por el espíritu

Ideología

La inteligencia es útil para todo, suficiente para nada

Inteligencia

Hay una moral femenina y una moral masculina como capítulos preparatorios de una moral humana

Moral

Antes de dar un consejo es preciso procurar que se lo acepte, o, más bien, que se lo desee

Consejo

Vivir es querer sin descanso o restaurar cotidianamente la propia voluntad

Vida

Cualquier paisaje es un estado del espíritu

Espíritu

El deber es la necesidad voluntaria, la carta de nobleza del hombre

Deber

El liberalismo se alimenta de abstracciones, puesto que cree posible la libertad sin individuos libres

Libertad

El hombre normal no duda ante nada y no sospecha nada

Duda

Relacionados