Frases de Johann P. Eckermann

No basta dar pasos que un día puedan conducir hasta la meta, sino que cada paso ha de ser una meta, sin dejar de ser un paso

Constancia

Relacionados