Frases de Miguel Hernández

El hambre es el primero de los conocimientos: tener hambre es la cosa primera que se aprende

Aprender

La mujer sin el hombre apagada va. Apagado va el hombre sin luz de mujer

Amor

Aunque bajo la tierra mi amante cuerpo esté, escríbeme a la tierra, que yo te escribiré

Muerte

España, piedra estoica que se abrió en dos pedazos de dolor y de piedra profunda para darme: no me separarán de tus altas entrañas, madre

Dolor

¿Quieres bajo la tierra? Bajo la tierra quiero porque hacia donde corras quiere correr mi cuerpo. Ardo desde allí abajoy alumbro tus recuerdos

Memoria

Entro despacio, se me cae la frente despacio, el corazón se me desgarra despacio, y despaciosa y negramente vuelvo a llorar al pie de una guitarra

Tristeza

En este campo estuvo el mar. Alguna vez volverá. Si alguna vez una gota roza este campo, este campo siente el recuerdo del mar. Alguna vez volverá

Memoria

Cuerpos como un mar voraz, entrechocado, furioso. Solitariamente atados por el amor, por el odio, por las venas surgen hombres, cruzan las ciudades, torvos

Ira

Dime desde allá abajo la palabra te quiero. ¿Hablas bajo la tierra? Hablo con el silencio

Silencio

Boca que arrastra mi boca. Boca que me has arrastrado: boca que vienes de lejos a iluminarme de rayos. Alba que das a mis noches un resplandor rojo y blanco. Boca poblada de bocas: pájaro lleno de pájaros

Varios

Relacionados