Frases de Ramiro de Maeztu

Decir que los hombres son iguales es tan absurdo como proclamar que lo son las hojas de un árbol

Igualdad

No tiene sentido decir que los hombres son iguales ante la ley, cuando es la ley mantenedora de su desigualdad

Ley

Nuestro sentido hispánico nos dice que cualquier hombre, por caído que se encuentre, puede levantarse; pero también caer, por alto que parezca. En esta posibilidad de caer o levantarse todos los hombres son iguales

Igualdad

Quizá la obra educativa que más urge en el mundo sea la de convencer a los pueblos de que sus mayores enemigos son los hombres que les prometen imposibles

Enemigo

Libertad es nuestra propia tiranía; tiranía es la libertad de los demás

Libertad

La libertad no tiene su valor en sí misma: hay que apreciarla por las cosas que con ella se consiguen

Libertad

Una caridad que le considere como un animal doméstico mimado no será caridad, aunque le trate generosamente

Caridad

Nadie es más que otro si no hace más que otro

Acción

Las autoridades son legítimas cuando sirven al bien, cesan de serlo al cesar de servirlo

Poder

¡Prensa omnipotente, señora del mundo, tú que dispones de la paz y de la guerra; tú que posees, como Dios, el don de cegar a los pueblos a quienes quieres perder, continúa impertérrita tu marcha!

Prensa

Relacionados