Frases de Ludwig Feuerbach

No ser nada y no amar nada, es lo mismo

Amor

La vida, como un vino precioso, hay que saborearla poco a poco, sorbo a sorbo. Los mejores vinos pierden todo su encanto y no se estiman bien si se tragan como si fuera agua

Vida

Las verdades más sencillas son aquellas a las que el hombre llega más tarde

Verdad

La vida del hombre es su concepción de la vida

Vida

Cuanto más crece nuestro conocimiento de los buenos libros, tanto más disminuye el círculo de los hombres cuya compañía nos resulta ingrata

Cercanía

La moral que no tiene por objeto la felicidad es una palabra vacía de sentido

Moral

Relacionados