Frases de John Keats

El último de tus besos siempre fue el más dulce, la última sonrisa, la más brillante, el último gesto, el más grácil

Final

En la tierra jamás la poesía cesa: cuando, en la solitaria tarde invernal, el hielo ha labrado el silencio, en el hogar ya vibra el cántico del grillo, que aumenta sus ardores, y parece, al sumido en somnolencia dulce, la voz de la cigarra, entre colinas verdes

Poesía

Los hombres de genio son fuerzas químicas etéreas que operan sobre la masa del intelecto neutral

Genio

Una obra de arte es un gozo eterno

Arte

Las melodías que pueden escucharse son dulces, pero aquéllas que no pueden escucharse lo son más

Música

Nada es real hasta que se experimenta; aun un proverbio no lo es hasta que la vida no lo haya ilustrado

Realidad

Los fanáticos crean un ensueño y lo convierten en el paraíso de su secta

Varios

Nunca llega a ser coronado por la inmortalidad quien teme ir adonde le conducen voces desconocidas

Grandeza

La belleza es verdad; la verdad, belleza. Esto es todo lo que sabes sobre la tierra, y todo lo que necesitas saber

Verdad

Mi alma es demasiado débil; sobre ella pesa, como un sueño inconcluso, la espera de la muerte

Muerte

Relacionados