Frases de José Angel Buesa

Se deja de querer, y es como el ciego que aún dice adiós, llorando, después que pasó el tren

Desamor

No, nada llega tarde, porque todas las cosas tienen su tiempo justo, como el trigo y las rosas

Tiempo

Y para los amantes su amor desesperado podrá ser un delito... pero nunca un pecado

Amor

Y así brota en el alma la rebelión de un sueño que es como un perro arisco que le gruñe a su dueño

Sueño

Relacionados