Frases de Khalil Gibran

Aquel que desee convertirse en maestro del hombre, debe empezar por enseñarse así mismo antes de enseñar a los demás; y debe enseñar primero con el ejemplo antes de que lo haga verbalmente. Pues aquel que se enseña a sí mismo y rectifica sus propios procedimientos, merece más respeto y estimación que el que enseña y corrige a otros, eximiéndose a él mismo

Educación

Poeta es aquel que te hace sentir, tras haber leído su poema, que sus mejores versos aún no han sido compuestos

Poesía

Los espíritus melancólicos reposan al reunirse con otros espíritus afines. Se unen afectuosamente, como un extranjero al ver a un compatriota suyo en tierras lejanas. Los corazones que se unen por la tristeza no serán separados por la gloria de la felicidad

Corazón

Anoche inventé un nuevo placer, y cuando lo iba a disfrutar por vez primera, llegaron violentamente a mi casa un ángel y un demonio. Entraron en mi puerta y disputaron acerca de mi nuevo placer. Uno gritaba: ¡Es un pecado! Y el otro decía: ¡Es una virtud!

Placer

Los recuerdos son un traspié en el sendero de la esperanza

Esperanza

La soledad es un consuelo para un alma entristecida, que aborrece a los que la rodean igual que un ciervo herido abandona su rebaño, para refugiarse en una cueva en la que sonará o morirá

Soledad

Si tu corazón es un volcán, ¿cómo pretendes que broten las flores?

Odio

Enséñame el rostro de tu madre, te diré quién eres

Madre

Debe haber algo extrañamente sagrado en la sal: está en nuestras lágrimas y en el mar

Varios

Yo os digo que la alegría y la tristeza son inseparables

Union

Relacionados