Frases de Benjamin Franklin

Las viudas, cuando hablan de sus maridos, cierran los ojos para recordar con respeto su felicidad

Pareja

Un camino de mil millas comienza con un paso

Constancia

Si el hombre alcanzara la mitad de sus deseos, redoblaría sus inquietudes

Deseo

El que vive esperando morirá ayunando

Esperanza

Nunca hubo guerra buena ni paz mala

Guerra

Podemos dar consejos, pero no podemos dar conducta

Consejo

La indolencia, como la herrumbre, descansa más aprisa que el trabajo

Vagancia

La inversión en conocimiento paga el mejor interés

Inversiones

El pecado no es perjudicial porque está prohibido, sino que está prohibido porque es perjudicial

Religión

Evitad las menudas superfluidades, porque por una rendija puede naufragar un navío

Detalles

Relacionados