Frases de Robert G. Ingersoll

La felicidad no es un premio, sino una consecuencia. El sufrimiento no es un castigo, sino un resultado

Felicidad

La prueba más grande de valor en este mundo es saber sobrellevar una derrota sin perder el ánimo

Valentía

La cólera es una ráfaga de viento que apaga la lámpara de la inteligencia

Ira

Las universidades son lugares donde los guijarros son pulimentados, y los diamantes empañados

Educación

Relacionados