Frases de François Fénelon

Cuando uno estima en nada su vida, se convierte en dueño de la ajena

Valentía

Si la justicia no es fuerte, es preciso que la fuerza sea justa

Justicia

Ningún poder humano puede jamás violentar el sagrario impenetrable de la libertad del corazón

Sentimiento

Relacionados