Frases de Louis Langrée

No aguardemos, para arrepentirnos, a que nuestras faltas nos hayan castigado

Arrepentimiento

Relacionados