Frases de Paul Heyse

Si discutieran la cabeza y el corazón, acabaría por decidir el corazón. La pobre cabeza cede siempre, porque es la más prudente

Sentimiento

El que se apoya en los demás ve cómo vacila el mundo; el que se apoya en sí mismo se mantiene seguro

Personalidad

Relacionados