Frases de Salvador Espriu

En ocasiones es preciso que un hombre muera para que viva todo un pueblo, pero nunca que un pueblo muera para que sobreviva un solo hombre

Pueblo

Relacionados