Frases de Sarah Bernhardt

El que quiere estudiar el amor siempre será discípulo

Amor

La felicidad pasa tan deprisa que no deja huella, salvo en el caso de las obras de la imaginación

Felicidad

Relacionados