Frases de Torquato Tasso

Cualquier tiempo no consagrado al amor es tiempo perdido

Amor

Del sueño a la muerte hay un pequeñísimo trecho

Sueño

No hay más bello color para las mejillas de una mujer que el color con el que la vergüenza las tiñe

Vergüenza

Relacionados