Frases de Wolfgang A. Mozart

Ni una inteligencia sublime, ni una gran imaginación, ni las dos cosas juntas forman el genio; amor, eso es el alma del genio

Genio

Nadie puede medir sus propios días, hay que resignarse. Sucederá como desee la providencia

Tiempo

Nuevos amigos, nuevos dolores

Amistad

Relacionados