Frases de Anarquía

Llegando a ser anarquistas, le declaramos la guerra al amontonamiento de mentiras, astucia, explotación, depravación, vicio

Piotr Kropotkin

¡Yo soy un anarquista! Un anarquista en el sentido mejor de la palabra. La gente cree que anarquista es el que pone bombas, pero anarquistas han sido los grandes espíritus como, por ejemplo León Tolstoi

Ernesto Sábato

La anarquía es la más alta expresión del orden

Élisée Reclus

No pertenecemos a ningún partido, porque ningún partido puede encarnar nuestra meta final

Herbert Read

El anarquismo, como concepto político, es una ingenua abstracción flotante

Ayn Rand

Nosotros, los anarquistas, no tememos renunciar al juez ni a la condena. No tememos declarar "haz lo que quieras y como quieras", porque estamos convencidos de que la inmensa mayoría de los hombres, a medida que se eduquen y se quiten de encima las actuales trabas, actuarán siempre en una dirección útil a la sociedad

Piotr Kropotkin

La palabra anarquía, que implica la negación del orden actual e invoca el recuerdo de los más bellos momentos de la vida de los pueblos, ¿no está bien elegida para calificar a una falange de hombres que va a la conquista de un porvenir de libertad y amor para nuestra especie?

Piotr Kropotkin

Nuestra meta es llegar al estado ideal de perfección en donde las naciones ya no tengan que someterse a los designios del gobierno o de otra nación; lo que implica ausencia de gobierno, anarquía, la más alta expresión del orden. Aquellos que no creen que la tierra pueda prescindir de autoridad, no tienen fe tampoco en el progreso

Élisée Reclus

El anarquismo es realmente un sinónimo del socialismo. El anarquista es primeramente un socialista cuyo fin es la abolición de la explotación del hombre por el hombre. En vez de planificación central los anarquistas abogan por la libre asociación y se oponen al socialismo de estado como una forma de capitalismo de estado

Daniel Guérin

Prácticamente, se puede considerar anarquista a todo individuo que, a causa de su temperamento o de una reflexión seria y consciente, repudia toda autoridad o coerción externa, sea de orden gubernamental, ético, intelectual o económico

Émile Armand

Lo más visto

Relacionadas