Poemas de Amor para Dedicar a tu Pareja

¿Dedicar poemas de amor es anticuado? Pues te decimos que no, puede ser un gran detalle para aquel que no se lo espera. La poesía de amor es uno de los clásicos entre todos los tipos de poemas y por lo que parece, lo seguirá siendo durante mucho tiempo y es que ¿A quién no le hace ilusión recibir un poema?

Enviar un poema es un acto de demostrar amor más allá de las palabras, es usar el poema como método para transmitir tus más profundos sentimientos. A veces nos cuesta expresar lo que sentimos, puede ser porque somos introvertidos, por pena o porque no sabemos si la otra persona siente lo mismo que nosotros. Los poemas son nuestros grandes amigos para las personas que somos así, con el poema podemos demostrar todo nuestro amor y muchos otros sentimientos más.

Los poemas amor, como suelen llamarlo las personas, abarca diferentes clases de amores: amor prohibido, amor imposible, amores trágicos o amores mágicos y tú ¿Cuál clase de amor has experimentado en tu vida? Todos los amores son diferentes, no amas a distintas personas de la misma forma y por eso es que el amor es tan especial.

La característica más importante de los poemas de amor, son lo pasionales que son, es increíble la pasión que logra transmitir el autor del poema. Quien ha estado enamorado sabe lo difícil que es encontrar tus propias palabras para demostrar tu amor y para eso están los grandes autores con mucha experiencia. Para lograr sus objetivos los escritores suelen escribir sus versos de forma tal que rimen entre sí, eso le otorga un nivel superior para el lector y hace que se disfrute aún más la dedicatoria de un poema.

Poemas de Amor para dedicar a tu pareja

Las mejores poesias de amor para enamorar y conquistar a mujeres con bonitos versos

La noche en la isla de Don Pablo Neruda

Toda la noche he dormido contigo
junto al mar, en la isla.
Salvaje y dulce eras entre el placer y el sueño,
entre el fuego y el agua.

Tal vez muy tarde
nuestros sueños se unieron
en lo alto o en el fondo,
arriba como ramas que un mismo viento mueve,
abajo como rojas raíces que se tocan.

Tal vez tu sueño
se separó del mío
y por el mar oscuro
me buscaba como antes
cuando aún no existías,
cuando sin divisarte
navegué por tu lado,
y tus ojos buscaban
lo que ahora—pan, vino, amor y cólera—
te doy a manos llenas
porque tú eres la copa
que esperaba los dones de mi vida.

He dormido contigo
toda la noche mientras
la oscura tierra gira
con vivos y con muertos,
y al despertar de pronto
en medio de la sombra
mi brazo rodeaba tu cintura.
Ni la noche, ni el sueño
pudieron separarnos.

He dormido contigo
y al despertar tu boca
salida de tu sueño
me dio el sabor de tierra,
de agua marina, de algas,
del fondo de tu vida,
y recibí tu beso
mojado por la aurora
como si me llegara
del mar que nos rodea.

Casi obsceno de Don Raúl Gómez Jattin

Si quisieras oír lo que me digo en la almohada
el rubor de tu rostro sería la recompensa
Son palabras tan íntimas como mi propia carne
que padece el dolor de tu implacable recuerdo

Te cuento ¿sí? ¿no te vengarás un día? Me digo:
Besaría esa boca lentamente hasta volverla roja
Y en tu sexo el milagro de una mano que baja
en el momento más inesperado y como por azar
lo toca con ese fervor que inspira lo sagrado. 

No soy malvado trato de enamorarte
intento ser sincero con lo enfermo que estoy
y entrar en el maleficio de tu cuerpo
como un río que teme al mar,
pero siempre muere en él.

Bienvenida de Don Mario Benedetti

Se me ocurre que vas a llegar distinta
no exactamente más linda
ni más fuerte
ni más dócil
ni más cauta
tan solo que vas a llegar distinta
como si esta temporada de no verme
te hubiera sorprendido a vos también
quizá porque sabes
cómo te pienso y te enumero.

Después de todo la nostalgia existe
aunque no lloremos en los andenes fantasmales
ni sobre las almohadas de candor
ni bajo el cielo opaco.

Yo nostalgio
tu nostalgias
y cómo me revienta que él nostalgie.

Tu rostro es la vanguardia
tal vez llega primero
porque lo pinto en las paredes
con trazos invisibles y seguros

No olvides que tu rostro
me mira como pueblo
sonríe y rabia y canta
como pueblo
y eso te da una lumbre
inapagable

Ahora no tengo dudas
vas a llegar distinta y con señales
con nuevas
con hondura
con franqueza

Nuestra pareja, por mucho tiempo que tengamos con esa persona, para mantener la chispa, siguen haciendo falta esos detalles especiales, esos recordatorios de amor y de afecto. Cuando se ha acabado la chispa la relación nunca vuelve a ser la misma.

Tenemos que encargarnos de que todos los días demostramos cuánto apreciamos a esa persona, recordarle porqué nos enamoramos de ella, muchos poemas te pueden ayudar con eso. Una relación basada en la costumbre es una relación destinada al fracaso, no puedes tener bonitos detalles solo cuando estás iniciando el enamoramiento, tienes que seguir impulsando el crecimiento del amor.

El amor es un lenguaje universal que mueve el mundo, es un sentimiento incondicional que nace de conocer los más pequeños detalles de una persona, que nace de las cosas que los hacen parecidos pero diferentes al mismo tiempo. Es tan fácil y complicado el amor al mismo tiempo que hasta las personas que no hablan el mismo idioma aún pueden sentir amor entre ellos.

Si estás pensando en dedicar poemas de amor, puedes seleccionar alguno de los siguientes poemas que hemos recolectado para ti, asegúrate de sentir que puedes identificarte a través de las palabras que lees, no envíes un poema por enviarlo, tiene que ser lo más semejante posible a tus sentimientos. A parte de famasos poemas de grandes poetas hay bonitos poemas de poetas anónimos como: 

«Tú tienes todo lo que busco…
lo que deseo, lo que amo, tú lo tienes puro.
El puño de mi corazón está golpeando fuerte, llamando muy alto.
Doy gracias a tus padres,
y a la muerte que nunca te ha visto cerca.»

«Dame las manos y bailaremos siempre,

dame las manos y me amarás con tu bonito corazón.
Como una sola flor seremos,

como una única flor y mucho más.»

«La verdad, es todo mucho más sencillo
que explicaciones largas,
metáforas muy rebuscadas,
vueltas y más vueltas.
Pienso en ti hoy, y sonrío siempre.
Así de hermoso.»

«Porque hoy y siempre, sin buscarte
te ando buscando
por todos lados, sobre todo
cuando cierro los ojos y

miro al cielo.»

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta